El niño de las capitales: le dices cualquier país del mundo y te nombra su capital