La particular actuación de Patricia Balboa acaba con pleno de noes, deja a Risto “mojado” y a Paz sin taza