Pelos de punta con Estela y el espíritu de Raimundita, que ponen firme a Risto: “¡Quítese las gafas!”