Los VIP se quedan sin maletas y comienzan las tensiones: “Mi ropa no la toca nadie, con la ropa me vuelvo muy loco”