Aramís Fuster lo enseña todo en su entrada a la casa de Guadalix