Raquel, a Carlos: "A mí me molestas tú, hasta tu respirar, eres un chulo y prepotente"