Sema, a Julián: “He tocado algo muy duro”