Aída, de Aless: “Le huele el pelo, las partes bajas, los pies, el sobaco…”