Aída, a unos VIP petrificados con su regreso: "¡Que Dios os bendiga hermanitos!"