Aylén, a Marco: “Intenta no lastimarme porque luego no hay marcha atrás”