Mila Ximénez supera el recorrido del terror entre lágrimas y gritos de desesperación