La divertida prueba con la que los concursantes han recuperado sus maletas y el resto de la casa