‘El asesino de la baraja’ no tiene valor para recibir el perdón de una de sus víctimas