Atentado en Manchester: Ariana Grande, desolada por sus fans