Ikea y su democratización del diseño, estrellas del Museo del Mueble de Viena