El arte urbano de Okuda llena de color a Ciudad Real en un proyecto con 450 personas con discapacidad