Requisitos para ser un turista espacial: no es solo cuestión de dinero