El precio de la luz, cuatro veces más caro que hace un año, alcanza los 130 euros el megavatio/hora