La nueva variante del covid, una especie hermana de ómicron, es más difícil de rastrear