Downing Street celebró otras dos fiestas en la madrugada previa al funeral del duque de Edimburgo