Reino Unido despide al príncipe Felipe con una ceremonia de solo 30 invitados