Alerta por una ola de erupciones violentas en el Kilauea que lanza rocas como microondas