Se multiplican las celebraciones por todo Estados Unidos para celebrar la victoria de Biden