La ola de calor extrema en Canadá causa incendios y pone en jaque a la población