La policía busca desesperadamente a una exnovia de Christian que puede conocer claves del caso Maddie