56 millones de británicos, de nuevo confinados hasta el 2 de diciembre para frenar al coronavirus