Guilherme y Luiz Henrique, los jóvenes que han perpetrado la masacre en un colegio de Brasil