Un empleado abre fuego contra sus compañeros en San José, California: hay ocho muertos y varios heridos