Trump autoriza el traspaso de poderes pero sigue sin admitir su derrota electoral