Andalucía permite la movilidad entre municipios y amplía el toque de queda aunque la comunidad sigue cerrada