Sánchez hace de árbitro y ofrece Madrid para acoger el partido más 'caliente' de la Tierra