Las secuelas de la Borrasca Barra, que remite: preocupa el desbordamiento de ríos