Sanidad anuncia el reparto de un millón de test rápidos para un cribado en hospitales y residencias