Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Simón ve "muy posible" que "en no muchos días" se pueda reducir el uso de las mascarillas en exteriores

  • Fernando Simón ve posible reducir pronto la medida relativa al uso de las mascarillas

  • El epidemiólogo, insiste, no obstante, en que primero hay que bajar más la incidencia

  • También añade que hay que seguir ampliando la cobertura de vacunación y aún estamos lejos de la inmunidad comunitaria

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha comparecido como cada lunes para hacer balance de la situación epidemiológica de España ante el coronavirus, que según el último informe del Ministerio de Sanidad ha dejado 11.061 nuevos casos y 93 muertes más este fin de semana.

“Hoy tenemos datos muy favorecedores respecto al viernes pasado, pero lo cierto es que nos falta una comunidad autónoma, que por una cuestión informática no ha podido cargar hoy los datos. En todo caso, son interesantes: el viernes pasado teníamos 162 casos por 100.000 habitantes y a día de hoy 151 casos por 100.000 en los últimos 14 días. Son cifras favorables. Prácticamente todas las comunidades autónomas tienen esa tendencia descendente que estamos observando en los últimos días”, ha subrayado, aunque ha pedido cautela ante la posibilidad de que las actitudes irresponsables que se multiplicaron en la celebración del fin del estado de alarma puedan tener algún impacto en la incidencia.

“Es cierto, de nuevo, la hipótesis que planteábamos el lunes pasado, de que no sabíamos cómo iban a afectar las grandes concentraciones que se produjeron el fin de semana pasado. Todavía no podemos asegurar que no vayan a tener un impacto en la evolución de la epidemia. Es cierto, como comentábamos el otro día, que las probabilidades de que este impacto sea muy importante se van reduciendo día a día a medida que vamos teniendo más población inmune. El problema es que la población inmune hasta ahora mismo está protegiendo sobre todo a las personas más vulnerables, que pueden generar más casos de hospitalización, más ingresados en fallecidos, y en cambio en los grupos por debajo de los 60 años lo cierto es que toda vía no hay un volumen suficiente de población vacunada como para impedir que entre estos grupos pueda haber transmisión. Por tanto, no podemos descartar que se vaya a observar un incremento de casos en estos próximos días asociado a estas concentraciones que hemos estado viendo tanto el fin de semana pasado como este, si bien cada día que pasa y cada vez que vamos vacunando a más población, menor probabilidad hay de que estos posibles incrementos de casos tengan un impacto grande sobre el sistema”.

A este respecto, Fernando Simón ha señalado que “tenemos coberturas buenas” de vacunación pero, todavía, “seguimos sin tener las que nos permiten garantizar una inmunidad de rebaño adecuada”. “Vamos poco a poco acercándonos”, ha dicho, “pero todavía no tenemos una incidencia y una cobertura de vacunación o una inmunidad comunitaria suficientemente alta como para relajar las medidas de protección personal, al margen de que sigamos con un ritmo de vacunación elevado”.

¿Podremos quitarnos las mascarillas en exteriores?

A este respecto, precisamente, el epidemiólogo ha sido preguntado en la tradicional ronda de cuestiones de los periodistas por la posibilidad de que dejemos atrás las mascarillas y una eventual previsión para que esto pueda llegar a producirse si las condiciones lo permiten, al menos en exteriores. En este sentido, Simón ha explicado:

“En cuanto a la relajación de medidas yo creo que no es bueno dar fechas, es bueno dar situaciones epidemiológicas. Sí que es cierto que con los datos que tenemos podemos prever cuando esas situaciones epidemiológicas es posible que se den. Estamos evolucionando muy bien, estamos teniendo coberturas de vacunación muy buenas, incrementando el porcentaje de población inmunizada en casi cerca de un 1% diario. Entre un 0,5 y un 1% diario, lo que quiere decir que cada 10-15 días estamos incrementando el número de inmunizados en nuestra población en un 10%. Con estos datos es relativamente fácil calcular cuándo estaremos en una inmunidad de nuestra población de alrededor del 70%. Probablemente incluso antes, porque tengamos que considerar a todos aquellos que han sido casos y que por tanto están en general inmunizados”.

Así, Simón ha señalado que “en un mes estaremos en cifras de inmunización de nuestra población que nos ponga en una situación muy favorable para el control o para la reducción de muchas medidas. Algunas se podrán probablemente aplicar incluso antes, siempre y cuando se mantengan otras. Que se reduzca una medida no quiere decir que se reduzcan todas. Tenemos que ser conscientes de que tenemos que ir paso a paso. Cuando se reduce una medida hay que tener mucho más cuidado con las demás hasta que veamos el efecto que pueden producir unas y otras”.

En este sentido, y atajando directamente la cuestión de las mascarillas, Simón ha añadido: “Es cierto que en exteriores las medidas, –el uso de mascarillas en concreto, que además viene el calor–, una gran parte de la población está esperando que eso se pueda reducir pronto. Es muy posible que en exteriores, en no muchos días, se pueda ya reducir, pero tenemos que garantizar que los riesgos van bajando”, ha dicho.

Más allá, en una segunda respuesta relativa a la misma pregunta, Simón, –que ha mencionado que podemos empezar a aplicar reducciones en las medidas por debajo de 150 de incidencia acumulada a 14 días, “con altas coberturas” de vacunación–, ha profundizado en sus palabras para añadir: “En cuanto a las mascarillas… yo creo que se pueden plantear muchas alternativas y de hecho estamos valorando muchas opciones. Ahora mismo hay una clara: ahora tenemos un grupo hipervacunado, que son por ejemplo las personas que están en las residencias. Todavía hay alguna residencia muy concreta que puede no tener las coberturas adecuadas, y puede haber alguna residencia en la que todavía aparezca un brote entre aquellos que no generaron inmunidad o en ese pequeño porcentaje que quedó sin vacunar; pequeñísimo. Obviamente, en estos grupos se pueden plantear medidas diferentes a grupos en los que las coberturas de vacunación en lugar de ser prácticamente del 100%, como en las residencias, sea del 30%, del 10%, del 5% o como los mayores de 60 años, del 60%. Las medidas se tienen que aplicar de acuerdo a los grupos en los que se trabaje. No es lo mismo tampoco una persona de una residencia cuando está rodeada de las personas de esa residencia altamente vacunadas… que esa misma persona cuando sale fuera de la residencia y va a otros grupos donde hay mucho riesgo de transmisión del virus. Por tanto, tenemos que valorar con mucho cuidado los ámbitos en los que se puede plantear o no la relajación de las medidas”, ha dicho.

En este sentido, ha recordado que “afortunadamente tenemos un documento que se llama ‘Documento de Actuaciones Coordinadas para la Prevención de la Transmisión del Coronavirus’. Este documento da un marco en el que todas las CCAA tienen claro las situaciones que son de mayor o menor riesgo. Eso nos permite, y nos ha enseñado a todos, a jugar con ese semáforo, que nos permite valorar si en algunos territorios todavía no es el momento adecuado para tomar ciertas decisiones”. “Tendremos que discutirlo en la ponencia y tendremos que ver cuánto tiempo tardamos en hacer estos acuerdos y cuánto tiempo de margen damos para que pueda mejorar la situación. Pero lo cierto es que estamos incrementando el nivel de inmunidad de nuestra población entre un 0,5% y un 1% diariamente. Es verdad que tenemos que tener cuidado, pero en muy pocos días la mayor parte del territorio va a estar en una situación de inmunidad que permitirá, probablemente, que algunas de estas medidas puedan ser generalizadas. Ahora, para que sean generalizadas tenemos que garantizar que la situación en todos los territorios es, si no igual, muy similar. Habrá otras que se tendrán que seguir tomando en los territorios que estén peor, y se podrán relajar antes en los territorios que estén mejor. Lo que no podemos es volver a exponernos a riesgos de brotes importantes aunque se circunscriban a grupos poblacionales concretas. Yo creo que sí, que es posible que algunas se puedan aplicar a todo el territorio, pero habrá que seguir con cuidado”, ha concluido Fernando Simón.