Gabilondo dimite y no recogerá el acta tras el desastre del 4M