Los hosteleros llenan las calles para pedir ayuda en este año negro: el sector perderá 67 mil millones de euros