El informe de la Guardia Civil: el Gobierno conocía la gravedad del coronavirus desde enero y el 8M no se debió celebrar