La Justicia balear avala mantener el toque de queda después del estado de alarma