El Gobierno aprueba en comisión la ley Celaá: no gusta a la oposición, ni a la concertada, ni a los padres de niños con necesidades especiales