Llegan a los mercados los primeros plátanos con la etiqueta del volcán de La Palma