Pedro Piqueras y su misión imposible: entrar en Todoque