La lava engulle Todoque y va lenta, pero inexorable, hacia el mar