La resaca tras una noche de furia y fuego: miedo en los turistas, enfado en los comedios y 320.000€ en pérdidas