El Rato más humilde sale de la cárcel: aplaude la humanidad del padre Paulino, funcionarios y desea suerte al módulo 10