Sánchez presenta su plan para los pueblos y afronta la despoblación como un "reto democrático"