Gana sedición frente a rebelión: la inminente sentencia del procés