Una ruptura de pareja desencadenó en una reyerta familiar, con cuatro heridos por disparos