Científicos vascos desarrollan un test alternativo para la detección de COVID-19