Continúan los serios problemas de mano de obra para la recogida de la fruta