España, frente al reto de combatir el coronavirus con las Fallas y la Semana Santa en el horizonte